La importancia de las buenas prácticas de logística farmacéutica

La Industria farmacéutica debe contar con una logística apropiada a la hora de almacenar, transportar y distribuir los medicamentos, porque a diferencia de otros productos, la manipulación de fármacos es delicada y requiere de buenas prácticas para preservar su composición.

Las buenas prácticas de logística farmacéutica incluyen los siguientes aspectos:

1. Sistema de Garantía de Calidad

Un profesional farmacéutico debe implementar un adecuado Sistema de Garantía de Calidad a fin de que todas las operaciones involucradas en el proceso estén debidamente especificadas por escrito y supervisadas.

El profesional farmacéutico, también conocido como Director Técnico, es responsable de ejecutar las actividades logísticas apegándose al marco normativo que regula la actividad.

2. Procedimientos de auditoría de calidad

Los procedimientos de supervisión y auto-inspección aseguran la efectividad de la aplicación del sistema de garantía de calidad.

3. Almacenamiento, transporte y manipulación correcta de los productos

El almacenamiento y transporte de los productos farmacéuticos exige contar con sistemas de refrigeración, lo que se conoce como “Cadena de frío”.

Muchos productos como las vacunas y preparados biológicos necesitan guardarse en instalaciones y equipamientos adecuados, como las cámaras frías (2 a 8ºC), antecámaras (12 a 15ºC) o áreas de temperatura controlada (15 a -25ºC).

Los productos controlados (como los psicotrópicos y estupefacientes) y los pertenecientes a las devoluciones, también deben guardarse en lugares especiales, espacios apartados con acceso restringido.

Los almacenes en logística farmacéutica deben cumplir con estrictos estándares y políticas de control de plagas, limpieza, controles y monitoreo de temperatura y humedad y seguridad.

Los vehículos que transporten fármacos deben preservar la integridad y seguridad de los productos, protegerlos de condiciones extremas de temperatura, humedad, luz o posibles contaminantes y mantener las condiciones de conservación en todo momento.

Por último, es útil resaltar que la manipulación correcta de los medicamentos solo puede lograrse si el personal está calificado y debidamente entrenado para ello.

Las buenas prácticas en logística farmacéutica nos asegurarán la preservación de las propiedades de los medicamentos hasta su uso final, evitando así las roturas, adulteración, robo o degradación del producto por someterlo a temperaturas inadecuadas.

Por otro lado, dichas buenas prácticas ayudan a evitar las falsificaciones de medicamentos, al promover una correcta manipulación de los mismos bajo un estricto control de calidad que implica servicios de etiquetado y control de paquetes.

Además, la correcta gestión logística y el control exhaustivo del inventario aseguran la distribución de aquellos lotes de productos con fecha de vencimiento menor, evitando pérdidas de productos.                             

En Farmazona S.A. conocemos bien la importancia de las buenas prácticas en logística farmacéutica, por ello ofrecemos Almacenamiento, Control de Calidad y Valores Agregados de acuerdo con las Buenas Prácticas de Almacenamiento, Distribución y Manufactura en todos nuestros procesos logísticos. Para mayor información, contáctanos.

Para mayor información escríbenos a: info@farmazona.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

css.php