Buenas Prácticas de Almacenamiento

Gestionar adecuadamente la entrada y salida de productos de un almacén es todo un arte y si una empresa desea evitar la pérdida de sus productos deberá aprender a detectar cualquier ineficiencia en esta área.

Almacenar productos de forma eficiente requiere de mucha organización, disciplina, tecnología y sentido común. Si eres un fabricante, de ninguna manera puedes permitirte el despilfarro de tus recursos en ninguno de los puntos de tu cadena de suministro, incluyendo el almacén.

En el artículo de hoy estudiaremos cinco buenas prácticas de almacenamiento que te permitirán  controlar y mejorar tu inventario.

1.- Organiza  y distribuye tu espacio

Una bodega o almacén es un espacio que debes organizar de forma tal que ningún rincón quede sin aprovechar.

Cada centímetro del almacén debe prestar el mejor servicio posible, y eso solo se logra con un buen diseño, en función de las necesidades de tu compañía.

Evalúa que dispongas de un espacio adecuado para las carretillas, el paso de las personas, los estantes, etc. Puedes clasificar tu almacén por estantes (1-2; 3-4, etc.) o por pasillos (1,2, 3, etc.)

Tomando en cuenta el flujo de entrada y salida de los materiales, puedes diseñar la distribución del almacén en U, en T o en diseño lineal.

Un último consejo, coloca los productos que más se venden en todos los pasillos del almacén para facilitar las recogidas y envíos rápidos.

 

2.- Implementa ayuda visual

La rotación del inventario es importante y para lograrlo te recomendamos que uses ayudas visuales como por ejemplo:

  • Coloca etiquetas de color por mes, de acuerdo a la fecha en la que se recibió el producto. Esto te facilitará la inspección visual a la hora de buscar.
  • Pon etiquetas de color por día al producto que se encuentra en los andenes de embarque, de esta manera lo podrán encontrar rápidamente.

3.- Adquiere un software de gestión de almacenes

Si quieres ahorrar tiempo y ser más eficiente en el manejo de tus productos, entonces es conveniente que automatices tus procesos con un software de gestión de almacenes.

Incluso, aunque seas una pyme, llegará un momento en el que pasarás por una etapa de crecimiento en donde necesitarás una herramienta que te ayude a medir con exactitud toda la trazabilidad de un producto a nivel logístico para evitar errores, retrasos y pérdidas.

Un software de gestión de almacenes con código de barras o con RFID te informará acerca de tus reservas de mercancía, movimientos y traslados internos, órdenes de transporte entre zonas, stocks especiales, etc.

4.- Mantén un nivel óptimo de inventario

El exceso de inventario trae problemas a las empresas porque almacenar los productos en un lugar determinado implica gastos de almacenaje, seguros y personal de gestión.

Por eso, no tiene sentido acumular inventario a lo largo del año a menos que exista una demanda regular. La previsión de la demanda de inventario debe hacerse con base en tendencias históricas para así ayudar a reducir los costos.

5.- Realiza conteos cíclicos para confirmar la exactitud del inventario

Establece un plan periódico para contar tus productos, hacer esto te ayudará a detectar robos, diferencias al recibo y errores al surtido.

Sugerimos seguir el siguiente método: si una ubicación tiene la cantidad o el producto incorrecto, entonces cuenta como un error, así que al contar 100 ubicaciones si hay 15 ubicaciones con cantidad o producto incorrecto, la exactitud sería del 85%.

Las buenas prácticas de almacenamiento te ayudan a hacer entregas más rápidas, controlar los movimientos de tus productos y reducir tiempo y dinero que podrás usar para otras actividades importantes.

En Farmazona brindamos los mejores servicios de almacenamiento y manejo de inventarios a nuestros clientes a través de herramientas innovadoras.

Para mayor información escríbenos a: info@farmazona.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

css.php