ABC de la logística: pasos para una mejor implementación

Con el impacto de la emergencia sanitaria, son muchos los cambios que se han experimentado en los distintos sectores de la economía. Sin embargo, uno de los más afectados y que ha visto una mayor transformación, es la industria de la logística.

A causa de la cuarentena y el confinamiento obligatorio por la pandemia del Covid-19, los hábitos de consumo han cambiado y por ende la demanda de los mismos. Aquí es donde la cadena de distribución y logística se ve afectada.

Por eso, en esta oportunidad, te invitamos a considerar tres recomendaciones básicas que ayudarán a tu organización a lograr una mejor implementación de la logística.

  • Concientizar a los directivos y minimizar errores

La dirección de la organización debe tener claro cuál es el proyecto, así como también cuáles son los alcances del mismo, y aquellas cosas que pueden salirse del plan.

Durante los procesos de implementación siempre habrá fallas, errores y retrasos. Por lo tanto, es importante conocerlos y tener en cuenta que sus efectos son temporales.

En cualquiera de estos casos, la solución es tener un plan o proyecto donde se contemplen todos los escenarios, tanto positivos como negativos. Es fundamental que la planificación considere un importante espacio en aquellos problemas que podrían surgir y cómo se podría resolverlos.

De esta forma, a medida que el proyecto avanza, se puede contar con varias alternativas de solución inmediatas que permitan minimizar las dificultades.

El caso de la emergencia sanitaria por el coronavirus, la situación fue especial.

Todas las partes de la cadena de distribución se encontraron en situaciones excepcionales que se reflejaron en fallas en entregas, abasto e importaciones. La imposibilidad de hacer compras físicas y el crecimiento del e-commerce llevó a una saturación de los servicios, derivando en planes de acción poco efectivos.

  • Igualar la capacidad del consultor

En el proceso de implementación logística, muchas veces se elige contar con consultores específicos pero que son externos a la empresa.

El problema puntual de este recurso humano, es que no pertenece a la organización y, por lo tanto, no conoce en profundidad las necesidades de la empresa.

Esto puede generar conflictos como la sobredimensión del proyecto o que no cumpla con las expectativas esperadas.

Por eso, es de vital importancia contar con una contraparte dentro de la empresa, es decir una persona, que tenga el mismo nivel de capacidad que el consultor designado, para que pueda dejar muy en claro cuáles son los objetivos, los procesos y las mejoras que se quieren implementar.

  • Involucrar a todo el personal

Si quieres lograr una mejor implementación, es esencial que el recurso humano de tu empresa se apropie del proyecto, se involucre y lo tome como suyo. Es un error frecuente imponer cambios, sin dejar participar a los trabajadores. Es de mucha más ayuda solicitar sugerencias para optimizar las operaciones.

También es clave poder identificar aquellas personas que son piezas elementales dentro de la empresa, porque son quienes transmiten el conocimiento y las mejores prácticas al resto de los recursos humanos.

Debes procurar que cada uno de tus empleados esté comprometido, y convencido con el proyecto y los procesos que implican.

Desde Farmazona te acompañamos con los mejores servicios de logística, distribución y almacenamiento garantizando la calidad y la seguridad en cada uno de nuestros procesos. Además, ponemos a tu disposición nuestro servicio de Consultoría Logística.

Para más información escríbenos a info@farmazona.com

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

css.php